Primer y unico

Despacho de abogados
  especializados en la pequeña y
    mediana empresa

Planeacíón jurídica integral
    adecuada a sus necesidades

Tenemos la preparación académica y la experiencia
    pero sobre todo somos apasionados
      de nuestro trabajo y siempre buscamos
       nuevas soluciones para viejos problemas

Que su NEGOCIO CREZCA es nuestra principal motivación

¿Como podemos beneficiarlo?

  • Marcas y patentes
  • Concursos y licitaciones
  • Derecho notarial
  • Planeación jurídica integral

¿Usted necesita un abogado?

  7 de cada 10 PyMES tienen problemas por que solo se concentran en la parte operativa y financiera y se olvidan del aspecto legal  

Ivonne Vargas- CNN Expansión


  ¿Por qué necesitas de un abogado y un contador para crecer ?
Generalmente vale la pena consultar a un especialista antes de tomar cualquier desición empresarial que pueda tener implicaciones legales 

Mark Henriks - Revista Entrepreneur

¿Con quienes hemos laborado?

Ayudenos a mejorar

Por favor conteste estas sencillas preguntas:


Nombre:

Considera importantes para su empresa algunos de estos puntos

    Su empresa recibe servicios jurídicos

    ¿Qué calificación le da del 5 al 10 al servicio que recibe o recibió?

    ¿Qué es lo que más le agrada de un abogado?

    ¿Con que frecuencia requiere sus servicios?

    ¿Cómo trabaja los honorarios?

    ¿Considera que el pago es?

    ¡Contactanos!

    Teléfonos
    Oficina 214 49 02
    Celular 449 142 19 05

    Av Aguascalientes #105 Int 8
    Bósques del Prado Sur

    Temas de interes

    • Derecho mercantil
    • Derecho laboral
    • Derecho de amparo
    • Divorcio
    • Planeación jurídica
    • Arrendamiento

    Divorcio

    La figura del divorcio resulta muy socorrida en nuestro tiempo.

    Antes pensar en divorciarse era un escándalo. Actualmente hay varios mecanismos para llegar a este resultado sin el estigma social que ello suponía.

    En Aguascalientes tenemos 3 muy claros: empezando por el más sencillo al más difícil son divorcio “administrativo”, divorcio en vía voluntaria, y divorcio contencioso o necesario.

    Explicaré rápidamente cada uno. El divorcio administrativo, es como su nombre lo indica, en vía administrativa, sin necesidad de un Juez ni un juicio. Como requisitos principales son tener al menos 1 año cumplido de matrimonio, y no tener hijos en común.

    Divorcio

    Puede ser que alguno o ambos hayan llegado al matrimonio con hijos previos, esto no es relevante.

    Este procedimiento es muy rápido y fácil. En promedio estamos hablando de 1 mes, desde luego es indispensable que ambos cónyuges estén de acuerdo en divorciarse.

    Luego tenemos el divorcio voluntario, que es similar al anterior con la diferencia que aquí ya hay hijos en común, y por consecuencia no es posible acudir a la vía administrativa; ahora sí hay participación de un Juez especializado en materia familiar, y de un agente del Ministerio Público adscrito a Juzgados Familiares.

    Es un poco más complejo, pero en términos generales con la voluntad de ambos cónyuges debe caminar sin mayores sobresaltos. En tiempo debe rondar los 3 a 6 meses.

    Finalmente tenemos al divorcio necesario. Es por definición un juicio en el cual es uno de los cónyuges quien trata de forzar unilateralmente el divorcio, por alguna de las causas señaladas en el Código Civil: las más frecuentes son la violencia intrafamiliar (que puede ser verbal o física, o ambas) el abandono del hogar conyugal por al menos 6 meses y el adulterio. Son un total de 21 causales, pero las mencionadas son en mi opinión las más comunes.

    Evidentemente se trata de un juicio en toda la extensión de la palabra. Su duración puede ser muy variable, aunque considero que debe andar entre 8 meses a 2 o 3 años.

    Es un juicio que debería extinguirse pues parece que la intención del sistema judicial es mantener atada a una persona un matrimonio, aún contra su voluntad e incluso arriesgando su integridad.

    Atte
    Lic Luis Javier Ayala

    Cobranza

    Este es un tema recurrente en muchas empresas de perfil PyME.

    La situación económica del país se suma a las malas costumbres de acreedores y deudores para dar un panorama complicado. Personalmente tratamos de llegar a un acuerdo previo entre ambas partes, y evitar un proceso largo.

    Sólo cuando el acuerdo no logra darse optamos por la vía larga.

    Actualmente a nivel mercantil hay principalmente dos formas de cobrar adeudos judicialmente: la clásica vía del juicio ejecutivo mercantil, que tiene como presupuesto la existencia de un título de crédito, llámese Pagaré o Cheque; y el juicio oral mercantil, que puede ser con o sin título, y con o sin otros documentos como contratos o recibos.

    Ya hablábamos de malas costumbres de los acreedores, no todo gira alrededor de un deudor que se niega a pagar o que simplemente no puede, también los acreedores tienen sus pecados. El primer obstáculo para el cobro es la falta de documentación, o inventando palabras sería la “verbalización” de la relación jurídico-comercial: muchas veces todo se hace a la palabra, contratos de palabra, comisiones a la palabra, pagarés incompletos, mal llenados o la total ausencia de ellos, no se establece firmemente quién nos compra la mercancía, quién la recoge, quién paga, etc.

    Otro inconveniente surge cuando se le da demasiado tiempo, demasiado espacio al deudor incumplido. Este se relaja y deja de pagar, a veces se oculta, oculta o dilapida sus bienes, los títulos prescriben y pierden eficacia, otros documentos se extravían, etc.

    Estos incidentes son más comunes de lo que se podría suponer.

    Del lado de los deudores obviamente tenemos quienes francamente no quieren pagar. Con esta clase de personas es difícil pactar –aunque no lo descartamos, pues ocasionalmente funciona- y hay que sacarles todo por la ruta larga.

    Otros sencillamente no pueden por infinidad de razones, aquí resulta muy útil la negociación pues llegando al punto medio ambas partes ganan y el dinero fluye.

    Hablando de tiempos el proceso oral es el más ágil, pues en promedio tarda poco menos de 6 meses para obtener una sentencia. Tiene como punto débil que al final de cualquier manera aún debe convertir el papel de la sentencia en billetes y monedas reales, pero es mejor que tener nada.

    El juicio ejecutivo puede llegar a ser más variable. Un juicio exageradamente rápido podría rondar los 4 meses –pero es muy poco frecuente-, en cambio su promedio debe ser entre 8 y 10 meses para la sentencia, mientras que juicios largos pueden superar el año sin dificultad. Su punto fuerte es que lleva el embargo por delante, y alcanzando la sentencia deberías poder cobrar sobre los mismos bienes embargados desde el principio. En cambio resulta indispensable tener el adeudo documentado con un título de crédito, lo cual no siempre sucede.

    Atte
    Lic Luis Javier Ayala

    Contratos

    El tema de contratos resulta un dolor de cabeza para muchas personas.

    Y ciertamente es un área que incompleta o mal llevada puede costar dinero y tiempo. Mucho de ambos.

    Algunas de las dificultades más comunes son:

    • Machotes de papelería. Muchas personas acuden a ellos por exprés y baratos, pero con mucha frecuencia –por no decir siempre- resulta que las partes no comprenden lo que están firmando, o el clausulado del machote no se adapta a lo que en realidad buscaban, o el machote no protege a quien debe proteger. Lo muy barato sale muy caro.
    • Acuerdos de palabra. “Es que era mi amigo” o mi vecino, mi tío, mi conocido, lo que sea. Optar por los contratos de palabra, en lugar de redactar uno, con bastante frecuencia termina en un dolor de cabeza; hemos visto amistades que terminan por estos malentendidos, familias rotas, conocidos ahora enemistados. Además de la pérdida en estricto sentido económico.
    • Falta de documentos que la ley ordena. Por ejemplo en materia laboral los juicios regularmente se pierden para el patrón por la absoluta ausencia del contrato, del reglamento interior de trabajo, de la lista de asistencia, de nóminas, etc., son documentos que la ley manda claramente deben existir y estar en resguardo del empleador.

    Estos son sólo algunos ejemplos.

    Contar con el documento adecuado crece considerablemente la posibilidad de evitar incidentes legales. Incluso si el asunto llegara a juicio, las oportunidades de salir bien librado son mayores.

    Hay tipos de juicios muy benéficos para el acreedor, pero resulta indispensable un cierto documento. Podemos citar el juicio de desahucio, que se utiliza para sacar a un arrendatario incumplido del inmueble arrendado, pero como ya vimos el contrato escrito funciona como llave para abrir el juicio, sin él hay que recurrir a un juicio común y la consecuente pérdida de tiempo, incluso es latente la posibilidad de perder el juicio.

    Procuramos realizar una lectura integral de los documentos, y el tipo de clausulado que necesitan, según cada relación que Usted quiera entablar.

    Atte
    Lic Luis Javier Ayala

    Amparo

    Hablar de Amparo es hablar de la ley más comentada y estudiada por el Poder Judicial de la Federación; es hablar de una ley en la cual abogados, eruditos y jueces tienen diversos criterios en su aplicación, y en la cual con pocas excepciones todas las partes quedan inconformes con su interpretación.

    El Amparo no es sólo para delincuentes, como generalmente se ha pensado, sino un instrumento jurídico al alcance de todas las personas. A través de este instrumento se protegen los derechos fundamentales, ya sea antes, durante, o después de un juicio; incluso puede existir sin necesidad de este.

    Estos derechos fundamentales, o comúnmente llamados derechos humanos, pueden ser de diversas clases: civiles, penales, fiscales, ambientales, educativos, etc.

    A modo de ejemplo, en los primeros incluimos el derecho de un arrendador a disponer libremente de su propiedad, a percibir una ganancia legítima por la renta del inmueble; derechos humanos penales serían obviamente en el caso de un inculpado, a que su proceso sea “justo”, a que no se le torture, entre otras cosas. Del lado de la víctima desde luego el derecho a la justicia, a la reparación del daño, a recibir atención médica y psicológica.

    Derechos fundamentales fiscales hay varios, que el cobro de los impuestos sea de manera proporcional al ingreso, o dicho de otra forma, a que no me cobren desproporcionadamente, también a contribuir equitativamente, es decir, los impuestos no son creados específicamente para mí, o contra mí, sino son para todos, generales; ejemplos de ambientales y educativos serian quizá que el Ayuntamiento multe a quien deba multar para mantener limpio el aire que respiramos, mientras que los educativos son el derecho a inscribir a mis hijos en la escuela, que no se cobren cuotas, entre otros.

    En fin, la materia es amplia y como dijimos su ley es la más debatida, pero sin duda alguna es el proceso legal más importante con el cual cuenta nuestro país.

    No todos los casos, y no todas las ocasiones nuestro conflicto será susceptible de llegar al Amparo.

    El abogado deberá estudiar si lo amerita o no. Acérquese a “Ayala. Soluciones Legales en PyME.” Nos hacemos cargo de sus problemas, para que Usted sólo use su tiempo en hacer negocios.

    Atte
    Lic Luis Javier Ayala

    ¿Como usar la planificacion juridica para incrementar sus utilidades?

    Hablemos del caso de una escuela de idiomas a quienes hemos apoyado desde hace algunos años. Salvo que nuestro cliente lo autorice expresamente no podemos usar sus nombres, así que sólo la llamaremos “La Escuela”.

    Una de las socias de La Escuela es italiana, así que fue para ella un paso natural empezar a enseñar el idioma. Encontró otras entusiastas de la idea, reunieron capital y empezaron.

    Pero como la gran mayoría de las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) sólo se concentraron en la parte operativa del negocio, y ya por obligación en la contable. Pensaron que el abogado es “para resolver problemas”, y ellas no tenían. Dos creencias muy difundidas pero erróneas.

    Al pasar el tiempo empezaron a experimentar distintos tipos de incidentes legales, aún no graves, pero se dieron cuenta que eran situaciones con tendencia a complicarse. Actuaron a tiempo, y a través de una adecuada planificación legal resolvieron algunos de los contratiempos que ya tenían encima, y previnieron otros, que aún sin estar a la vista eran incidentes que tarde o temprano se iban a presentar.

    Su asesoría fue principalmente sobre contratos de diferentes clases, como laborales, civiles y administrativos. Tan sólo en situaciones laborales estiman haber ahorrado más $25,300 por pleitos que se veían venir y que resolvieron a tiempo. Los contratos resultan de vital importancia en casi todas nuestras actividades; vivimos sumergidos en contratos y no nos damos cuenta, de ahí que no los valoramos aunque nuestra realidad diaria se basa en ellos.

    “Ayala. Soluciones Legales en PyME” nos especializamos en incrementar las utilidades de las PyME y fortalecer su crecimiento, ello a través de nuestro programa de 3 pasos: planificación jurídica, capacitación al empresario, y litigio basado en soluciones reales.

    Arrendamiento

    Para qué y quienes participan

    Desde luego debe de considerarse que este contrato es una herramienta útil para generar ingresos. La naturaleza de nuestro documento es de índole económica, así que puede arrendarse, o “rentarse” casi cualquier cosa susceptible de generar dinero.

    Dicho esto es importante que tomemos el contrato con seriedad y olvidemos los machotes; Usted no quisiera arriesgar su inversión con herramientas baratas o genéricas. Es como ponerle aceite barato a un auto, sabe que va a funcionar un tiempo, pero a la larga es perjudicial y de todos modos va a gastar más. Lo barato sale caro.

    PARTICIPANTES

    Los básicos son arrendador y arrendatario, siendo el primero el dueño, o quien pone en renta la cosa. El arrendatario es quien tomará la cosa y pagará por ello. Simple. Puede haber algunas otras personas, por ejemplo un fiador, que es quien de su propio dinero garantiza que habrá ganancia para el arrendador, o dicho de otra forma si el arrendatario por X o Y razón no paga, el fiador responderá ante el dueño.

    Puede haber algunas otras personas, por ejemplo un fiador, que es quien de su propio dinero garantiza que habrá ganancia para el arrendador, o dicho de otra forma si el arrendatario por X o Y razón no paga, el fiador responderá ante el dueño

    Generalmente recomiendo un fiador, así el arrendador tiene al menos dos opciones para recuperar su dinero en caso de un incidente legal; pero si Usted es el fiador debería estar seguro que está respaldando a un arrendatario serio. He visto muchos casos donde el arrendatario sencillamente desaparece y deja el problema al fiador (que bueno que eran amigos, o compañeros de trabajo)

    Finalmente, puede haber testigos, pero no lo recomiendo. La Ley no los exige y en caso de un incidente legal no sólo NO es obligatorio presentarlos, sino que de ningún modo es requisito presentar a los mismos que firmaron. Y aún más: si Usted pretende darle seguridad al documento es 100% más recomendable firmar ante un fedatario público, cuesta un poco más, pero en caso de juicio ese dinero invertido incrementará mucho la posibilidad de éxito. Los testigos no tienen el mismo valor probatorio.